formarse como vigilante de seguridad
Empleo seguridad y vigilancia

¿Por qué formarse como Vigilante de Seguridad?

Ya no es casualidad que uno de los sectores más demandados por profesionales en los últimos años sea el de la seguridad privada. Formación, estabilidad e integridad caracterizan un gremio al alza. Como es lógico, es requisito imprescindible para cualquiera que desee desarrollar su carrera laboral en nuestro sector, formarse como vigilante de seguridad con el fin de prevenir el crimen y la preservación de la vida humana.

Además, al formarse como vigilante de seguridad, las personas desarrollamos otras  habilidades propias del individuo, como las dotes sociales, las organizativas o las preventivas.

Hay que decir que hasta no hace mucho, los cargos de guardias de seguridad no demandaban mucha capacitación. Con obtener un título de secundaria y no tener antecedentes penales, te hacía un buen candidato. Ahora es muy distinto, y la formación como vigilante de seguridad es obligatoria, además de acreditar otras capacitaciones técnicas y psicotécnicas.

Razones de peso para formarse como vigilante de seguridad

La vigilancia es un trabajo que no solo exige cada vez más responsabilidad, sino la adquisición de nuevas habilidades para que las personas se sientan seguras y protegidas. Por esta y otras razones, formarse es esencial.

Y es que el vigilante de seguridad de hoy día debe ser experto en tecnología y tener la capacidad de tomar decisiones complicadas ante situaciones de mucha presión. Y ahí la tecnología le puede ayudar a tomar mejores decisiones y a tener mejor controladas las situaciones.

Por todo ello, insistimos, formarse como vigilante de seguridad os permitirá prepararos para conseguir un desempeño de alto nivel frente a los desafíos modernos, así como brindar una mejor satisfacción al cliente.

Vamos a comentar algunas de las  principales razones por las que formarse como vigilante de seguridad es una estupenda idea para prepararse para un rol profesional excitante y de valor capital en muchos entornos de nuestra sociedad:

Los desafíos modernos

Todo agente de vigilancia patrulla y monitorea los edificios, incluyendo otras propiedades para prevenir o detener incidentes como robos o sucesos violentos. Asimismo, también responde a las alarmas y puede detener a las personas que representen una amenaza para la seguridad pública. En definitiva, se encarga de proteger su entorno, principalmente a las personas y a las propiedades mobiliarias que haya en él, de cualquier tipo de influencia externa que atente contra las reglas y directrices del lugar donde trabaje.

Los peligros a los que se puede enfrentar un vigilante de seguridad son limitados, pero reales. El mayor y más improbable también, actos de terrorismo. Son improbables sí, pero en la actualidad, la formación como vigilante de seguridad incluye y prevé este tipo de coyunturas. Por lo tanto, el profesional de la seguridad estará instruido en las más complejas situaciones a las que cabría la posibilidad de tener que enfrentarse.

No importa por tanto que el desempeño del vigilante profesional sea supervisando un supermercado por ejemplo, su formación le capacitará para ese cometido y otros mucho más delicados.

  • La propagación de armas de destrucción masiva, inestabilidad económica y disturbios políticos.
  • Escenarios impredecibles que se desarrollan en poco tiempo y requieren de decisiones difíciles para enfrentar el conflicto.
  • Más requisitos y operaciones conjuntas con las fuerzas del orden público tanto locales como estatales y nacionales.

Los cambios tecnológicos

La tecnología es un propulsor del cambio por naturaleza, y no solamente en el campo de la seguridad, sino también en nuestra vida cotidiana. Por ello, quien quiera formarse como vigilante de seguridad debe tener claro que deberá aprender a manejar nuevos recursos tecnológicos de vigilancia y otras herramientas concernientes a esta profesión.

Los vigilantes mejor calificados son especialistas en tecnología y saben cómo actuar ante los diferentes desafíos que suelen enfrentar los agentes de vigilancia de la actualidad. Tener conocimientos acerca de los avances tecnológicos en el sector aporta mayor valor a los servicios de seguridad y hacen sentir más protegidas a las personas.

El hecho es que todo programa de capacitación de vigilancia incluye actualmente formación tecnológica de vanguardia para el mejor desempeño de la profesión. Y es que gracias a esta formación tecnológica, todos los profesionales formados  a nivel tecnológico son muy demandados por las empresas.

¿La razón? Es simple, cuentan con mayores capacidades para la resolución de conflictos avanzados, todo de manera rápida y eficiente.

Y no solo eso, para un vigilante de seguridad conocer acerca de nuevas tecnologías le permitirá ampliar sus oportunidades profesionales y prepararlo mejor para los desafíos que enfrentará en un futuro.

Capacitarse como guardia de seguridad es recibir educación adicional

Las personas que realmente optan por la iniciativa de formarse como vigilante de seguridad conseguirán una gran ventaja; y es que obtendrán educación adicional, algo que las empresas tienen muy en cuenta al momento de realizar contrataciones.

Ante a lo expuesto anteriormente, quizá te estés preguntando acerca de qué aprenden los cursantes en este tipo de programas.

La verdad es que más de lo que muchos piensan: adquieren la capacidad de pensar de manera rápida y crítica, así como también  adoptan un buen juicio frente a circunstancias potencialmente peligrosas.

Además, aprenden a ser más conscientes de la responsabilidad que supone ser un servidor público, incluso a comunicarse eficazmente de forma oral y escrita,  conocer más las leyes y regulaciones que rigen la industria de la seguridad, etcétera.

Conclusiones

Como has visto a lo largo de este post, los vigilantes de seguridad tienen la tarea principal de prevenir el crimen y mantener seguras personas y propiedades. Pero para ello, es importante que estén preparadas profesionalmente. Así que formarse como vigilante de seguridad resulta indispensable para desarrollar el ejercicio de sus funciones de manera óptima y eficaz.

De hecho, hay que sumar que a medida que el tiempo transcurre, la industria de la seguridad va sufriendo cambios, los cuales obligan a los vigilantes a adaptarse a los nuevos requisitos, desafíos y regulaciones. Existen diversos roles de seguridad para los cuales se requerirá una formación concreta en seguridad.

Incluso, tienen que ir a la vanguardia en el ámbito de la tecnología para que sus servicios sean más productivos y eficientes. Estos temas siempre son actualizados y tratados en los cursos de capacitación de vigilancia.

De manera que un guardia de seguridad a lo largo de su trayectoria es posible que deba asistir, en múltiples ocasiones, a este tipo de cursos para ofrecer un valor añadido a su servicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *